Resistir a un workaholic o jefe adicto al trabajo

En respuesta un poco al post publicado hace unos días por organizaciones de personas os traigo un artículo que ha publicado Expansión creo que muy acertado, auqnue también creo, como OODPP que lo mejor es sacárselos de encima y a poder ser evitarlos, pueden acabar siendo muy tóxicos y la toxicidad se contagia.

Os dejamos parte del artículo:

1. Asertividad. Dejar claros todos y cada uno de los acuerdos que se alcanzan. “El empleado debe saber qué se espera de él, cuándo y cómo. No debe dejar abiertos los plazos ni los planes de acción”, señala Martín de la Fuente.

2. No imitarlos. Adquirir confianza en nuestras propias capacidades, valorarse empieza por uno mismo.

3. Aprender a decir que no con una sonrisa. “Vivimos en la sociedad del 24 por 7, es decir, un jefe puede invadir tu intimidad cuando quiera, si uno se lo permite, claro”, dice Kaufmann.

4. Adelantarse en los seguimientos y enfocar las relaciones desde una perspectiva personal, poco a poco, inicialmente no entenderá nada.

El resto del artículo está aquí

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: