Julieta Venegas: ejemplo de parto y crianza natural

Es un placer leer que personas conocidas como Julieta Venegas apuestan por el parto natural en casa y la lactancia prolongada. Las artistas famosas son un ejemplo a seguir en muchos aspectos: belleza, salud, estilo de vida… así que es fantástico que también apuesten por un parto natural y humanizado, que demuestre a las mujeres que somos perfectamente capaces de dar a luz por nuestros propios medios y sentirnos orgullosas de ello. Además, ella lo ha hecho siendo primeriza, que tiene más valor si cabe. Pero lo que más valoro es que se haya informado tanto y haya sido tan valiente para tirar adelante el parto que ella deseaba, y así lo ha conseguido. Lo que decía… ¡un ejemplo! Gracias Julieta!!

Anuncios

The business of being born

Una amiga ha compartido conmigo un documental interesante sobre el negocio que hay detrás de los partos en Estados Unidos, una realidad que desgraciadamente compartimos.

El documental trata de un modo exquisito los dos puntos de vista más destacados: por un lado,  el parto totalmente medicalizado, en el que la mujer no participa de una manera consciente, activa y en primera persona en su propio parto; en el otro extremo, el parto en casa con el acompañamiento de una comadrona, un parto no dirigido donde la mujer se siente libre para que las cosas sucedan tal y como ella necesita.

El documental presenta la medicalización del parto como una gran dificultad para que las mujeres tomen las riendas de una experiencia vital tan importante como lo es el parto y destaca la autoestima y felicidad que consiguen las mujeres que optan por un parto natural y respetado. La intervención médica en un parto pasa por inutilizar, infravalorar e infantilizar a la mujer, dejar claro que ella no es capaz de hacerlo por sí misma o que tendrá muchas dificultades, y todo esto ocurre porque hay un beneficio económico detrás de todo esto, y de ahí el título del documental: the business of being born. La medicina ha ayudado muchísimo a asegurar la salud y supervivencia de madres e hijos en el embarazo y el parto, pero su utilización masiva tiene efectos no deseados sobre las madres, los niños y nuestra sociedad en general. Es un buen punto para preguntarnos dónde está el límite de la intervención médica en los procesos naturales del cuerpo.

Cada vez hay más mujeres que se atreven a creer en sí mismas y en su cuerpo, cada vez hay más información y más apoyo para que las madres sepamos que sí podemos parir solas, que somos fuertes igual que siempre lo hemos sido y que tenemos todo el derecho del mundo a disfrutar del parto.

Un documental inspirador… gracias.

A %d blogueros les gusta esto: