Día internacional de la mujer, 8 de marzo

Queremos reconocer el esfuerzo y la dedicación de las mujeres no solo en trabajos remunerados sino en la crianza de sus hijos, su familia, su esfuerzo diario por dar amor y ayudar a sus allegados, su entrega sin interés y que muchas veces no es considerado como un trabajo, y lo que no se tiene en cuenta es que sin ellas, sin su renuncia, sin su esfuerzo el el trabajo de sus compañeros, familiares… no sería igual de fácil, cómodo o incluso posible.

Esta semana en el programa de radio La voz de la noche escuchábamos a Mariló López Garrido compartiendo algo interesante con nosotros, una de esas cosas fue ésta película, Women without men, os dejamos el trailer, y aprovechamos para poder comentaros la historia del día de la mujer trabajadora.

En el mismo programa compartió la siguiente reflexión:

Podríamos decir que identificar a la mujer con sexualidad es una Idiotez.
Pero voy a añadir algo más, la liberación sexual de la mujer representa un progreso social. 

Aunque preferimos decir, que por cada mujer fuerte cansada de aparentar debilidad,

hay un hombre débil teniendo que parecer fuerte. 

Que por cada mujer fuerte teniendo que aparentar ser tonta,
Hay un hombre agobiado tratando de aparentar saberlo todo.

Podríamos decir, que en el mundo hay más de 138 millones de mujeres y niñas a las que se les ha practicado, violentamente, la mutilación femenina, y que esta cifra aumenta cada año, solamente en África 2 millones más.

Pero preferimos decir, que por cada mujer catalogada como poco femenina cuando compite,
hay un hombre obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.

Que por cada mujer cansada de ser un objeto sexual, hay un hombre preocupado por su potencia sexual.

Podríamos decir que hay cerca de 1.000 millones de personas,
de las que 2 terceras partes son mujeres, que no saben ni escribir su nombre.

Que en algunas religiones, también podríamos decir, los hombres comienzan la oración de la mañana diciendo:

«Gracias Dios por no haberme hecho nacer mujer».

Pero preferimos decir, que por cada mujer que no está teniendo acceso a un trabajo o a un salario digno,
hay un hombre que tiene que cargar, que tiene que asumir, con la responsabilidad económica de otro ser humano. 

Que por cada mujer que da un paso hacia su propia libertad, hay un hombre que redescubre la libertad.

La humanidad posee dos alas.

Una es la mujer, la otra es el hombre.

Ahora y hoy más que nunca, la causa de las mujeres es la causa de la humanidad.

Historia

En este día tan importante para todas las mujeres del mundo, se conmemoran los esfuerzos realizados por todas por alcanzar la igualdad y la justicia. En todos los países se organizan festejos en esta fecha para que la sociedad tome conciencia sobre los derechos que les corresponden a todos los seres humanos por igual, a hombres y mujeres, más allá de las diferentes naciones, lenguas, religiones o culturas.

El 8 de marzo se conmemora la lucha de un grupo de mujeres que realizaron una huelga en la fábrica textil donde trabajaban en Nueva York, en 1857, para pedir una jornada de 10 horas de trabajo e igualdad de salarios que los hombres. En respuesta a la planta ocupada, se prendió fuego al edificio y se trabaron las puertas, allí murieron las 129 trabajadoras. Este día, para honrar su memoria, fue propuesto en 1910 en un Congreso Internacional de Dinamarca, y las Naciones Unidas adhirieron su apoyo a la celebración en numerosos países.

Desde entonces se convocó a todas las naciones, que teniendo en cuenta sus tradiciones históricas, proclamen un día del año como Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Por el día internacional de la mujer y su liberación sexual

Este post va por el día internacional de la mujer.

Podríamos decir que identificar a la mujer con sexualidad es una Idiotez. Pero voy a añadir algo más, la liberación sexual de la mujer representa un progreso social.

Aunque preferimos decir, que por cada mujer fuerte cansada de aparentar debilidad, hay un hombre débil teniendo que parecer fuerte.

Que por cada mujer fuerte teniendo que aparentar ser tonta, hay un hombre agobiado tratando de aparentar saberlo todo.

Podríamos decir, que en el mundo hay más de 138 millones de mujeres y niñas a las que se les ha practicado, violentamente, la mutilación femenina, y que esta cifra aumenta cada año, solamente en África 2 millones más.

Pero preferimos decir, que por cada mujer catalogada como poco femenina cuando compite, hay un hombre obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.

Que por cada mujer cansada de ser un objeto sexual, hay un hombre preocupado por su potencia sexual.

Podríamos decir que hay cerca de 1.000 millones de personas, de las que 2 terceras partes son mujeres, que no saben ni escribir su nombre.Que en algunas religiones, también podríamos decir, los hombres comienzan la oración de la mañana diciendo «Gracias Dios por no haberme hecho nacer mujer».

Pero preferimos decir, que por cada mujer que no está teniendo acceso a un trabajo o a un salario digno, hay un hombre que tiene que cargar, que tiene que asumir, con la responsabilidad económica de otro ser humano.

Que por cada mujer que da un paso hacia su propia libertad, hay un hombre que redescubre la libertad. La humanidad posee dos alas.

Una es la mujer, la otra es el hombre. Ahora y hoy más que nunca, la causa de las mujeres es la causa de la humanidad.

M.L.G. (2007)

It’s a world gone crazy keeps woman in chains……

http://www.youtube.com/watch?v=QzkK3ZtI9SU (no lo podemos ver en España (:S)

Cada día es nuestro día

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer (trabajadora o no). Está reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. Es fiesta nacional en algunos países. La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. La celebración recoge una lucha ya emprendida en la antigua Grecia y reflejada por Aristófanes en su obra Lisístrata, que cuenta como Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra, y que se vio reflejada en la Revolución francesa: las mujeres parisinas, que pedían libertad, igualdad y fraternidad, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino, pero no fue sino hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar, desde diferentes organizaciones internacionales de izquierda, la celebración de una jornada de lucha específica para la mujer y sus derechos.

Y después de un poco de historia, que nunca viene mal, a nuestra realidad: el día de la mujer empieza cada día que nos levantamos temprano para trabajar en lo que nos gusta o persiguiendo la oportunidad para trabajar en eso algún día; cuando dormimos con un ojo abierto para vigilar que nuestro hijo duerma bien; cada vez que nos sentimos alegres, tristes o raras por algo que nos ha pasado; el día de nuestro cumpleaños que nos recuerda que nos quedan muchos días para seguir sintiéndonos orgullosas o que nos hace recordar que ya llevamos unos cuantos siendo auténticas.

El día de la mujer empieza en el momento en que nacemos, que nuestros padres nos dan la vida y la oportunidad de luchar por nosotras, por lo que vamos a ser, por lo que querremos conseguir; cuando somos niñas, adolescentes y adultas; empieza el día que lloramos por nuestro primer amor, el día que reímos con nuestro marido, el día que nos enfadamos con nosotras mismas por sentirnos culpables de nuestro divorcio. El día de la mujer empieza cuando damos a luz, cuando cuidamos de nuestros padres porque se hacen mayores, cuando nuestros hermanos sufren y nuestras mejores amigas tienen mal de amores o de muelas; cuando nos pasamos el día en vela porque algo nos oprime el corazón, cuando pasamos horas escuchando las preocupaciones de los que queremos sin pestañear ni esperar nada a cambio.

El Día Internacional de la Mujer es cada día, es nuestro día y con él, nuestro poder para cambiar el mundo, para cambiar nuestro mundo, para apoyar esas iniciativas y sentimientos que nos hacen auténticas. Porque las mujeres somos auténticas y, sobretodo, únicas. Y así seguirá siendo siempre.

Ahora y cada día de cada año de cada siglo, FELIZ DÍA DE LA MUJER, trabajadora o no. El mundo es nuestro. Nuestro mundo es nuestro. ¡A por él!

MSM

Talla 0 o preocuparse cero de la talla

Vivimos rodeadas de mensajes de perfeccionismo moderno. Nos llegan a diario en forma de “salud y cuidado personal” pero acaban convirtiéndose en un cúmulo de “deberes” que jamás tenemos tiempo de cumplir:  se activa pero relájate, bebe 2 litros de agua, ten amigos, lee, sal, haz el amor, aprende idiomas, conéctate a facebook, no estés tantas horas en el ordenador, sé autocrítica, no te machaques, haz terapia, ten hijos, trabaja mucho pero no muchas horas, infórmate, sé liberal, apúntate al gimnasio y ves al menos tres veces por semana, haz ejercicio, dedica tiempo a tu familia, tu pareja, tus amigos y encuentra siempre momentos para ti, depílate, ponte cremas, viaja, descubre nuevos lugares, nuevas personas, nuevas sensaciones, visita tu ciudad y conoce los mejores sitios de la zona donde resides, píntate y ponte guapa cada día, limpia la casa, plancha, ordena, duerme ocho horas, despiértate temprano, haz pilates. Ríe tanto como puedas y, de vez en cuando, llora, que es muy sano. Y, sobre todo, hazlo TODO sin obsesionarte. ¡Ah! Y no lo hagas por los demás, noo, hazlo por ti misma, por tu bienestar! Ya verás que si haces todo esto, lograrás ser feliz.

Esta imagen de mujer todopoderosa que debe hacerlo todo y estar divina está tan arraigada en nuestra sociedad que es casi imposible luchar contra ella o ignorarla. Siempre hay alguien para decirte lo guapa que estás porque te ven más delgadita o todo lo contrario. Y nosotras mismas perpetuamos esta situación haciendo comentarios así.

Existen unos cánones de belleza  y de feminidad que pueden llegar a atraparnos en una realidad que no es la nuestra. Hacer las cosas “bien” te aporta un reconocimiento social muy importante, que pierdes irremediablemente cuando haces las cosas “mal”.

Por eso me ha encantado la iniciativa de unas profesoras de universidad que han creado una página en facebook llamada “motivos para dar la talla” y que proponen adaptar las tallas de ropa de las pasarelas a unas tallas más realistas, que se adapten más a la talla media de la sociedad. Supongo que esto se quedará aquí, como una simple iniciativa bonita de concienciación, pero a mí me conmueven los pequeños granos de arena. Las mujeres no nos deberíamos medir en un canon de belleza, sino valorarnos por lo que somos y lo que luchamos por ser día a día. No sé donde hay que buscar la felicidad, lo que seguro sé es que no está en una talla.

Leer más

Lactancia materna: construyendo el ser humano

Llega el VIII Congreso FEDALMA que tendrá lugar los próximos 1 y 2 de julio de 2011 en Castelldefels (Barcelona). Bajo el lema “Lactancia materna: construyendo el ser humano” se van a reunir especialistas, asesoras de lactancia, doulas, madres y otras personas interesadas en este tema. El objetivo del congreso será potenciar la lactancia materna y su disfrute tanto para las mamás como para los pequeños de la casa desde los vínculos y las ayudas de todo el entorno de las familias. Como cada año, el congreso también tiene la función de formar a las asesoras, informar sobre las últimas investigaciones y ofrecer espacios para dialogar entre profesionales, asesores, asociaciones, grupos de apoyo y madres.

Para más información.

A %d blogueros les gusta esto: