Resistir a un workaholic o jefe adicto al trabajo

En respuesta un poco al post publicado hace unos días por organizaciones de personas os traigo un artículo que ha publicado Expansión creo que muy acertado, auqnue también creo, como OODPP que lo mejor es sacárselos de encima y a poder ser evitarlos, pueden acabar siendo muy tóxicos y la toxicidad se contagia.

Os dejamos parte del artículo:

1. Asertividad. Dejar claros todos y cada uno de los acuerdos que se alcanzan. “El empleado debe saber qué se espera de él, cuándo y cómo. No debe dejar abiertos los plazos ni los planes de acción”, señala Martín de la Fuente.

2. No imitarlos. Adquirir confianza en nuestras propias capacidades, valorarse empieza por uno mismo.

3. Aprender a decir que no con una sonrisa. “Vivimos en la sociedad del 24 por 7, es decir, un jefe puede invadir tu intimidad cuando quiera, si uno se lo permite, claro”, dice Kaufmann.

4. Adelantarse en los seguimientos y enfocar las relaciones desde una perspectiva personal, poco a poco, inicialmente no entenderá nada.

El resto del artículo está aquí

Anuncios

Megalomanía en la empresa, los nuevos faraones colonizadores

20110515-163214.jpg

Los nuevos faraones… No están tan lejos de nosotros… Y sus delirios son contagiosos y te pueden hacer enloquecer.


Megalomanía

Algunas personas con las que convivimos, la mayor parte del tiempo jefes o personajes con poder nos muestran su cara menos profesional oculta tras la frase “esto no es corporativo”, “esto es por política de empresa” esto tiene que ser así, podemos hacer y saltan con una grandiosidad de idea que resulta ser técnicamente imposible, tú lo ves, y ellos no.

Bueno, es muy difícil tratar con personas que además usan su poder y en el peor de los casos abusan de su jerarquía para hacerte sentir culpable por no cumplir sus expectativas, que son solo eso suyas. No tocan ni por asomo con la realidad y peor aún… a veces no son ni suyas y son impuestas por: la corporación, los otros jefes… Y claro como se les ocurriría defraudar a tan venerado orden de mando!

¡Por favor, seamos serios! Toquemos la realidad con los dedos y quemémonos cuando esa sea irrealizable, pero sobretodo digámoslo en voz alta y hagámosle sentir que lo que esa persona piensa es irrealizable en tiempo y forma y es más solo está en su cabeza.

A quien no le han dicho: pásame este listadito a un Excel y tiene 7000 registros… O cambia esta presentación, que no te llevará mucho tiempo no? Y tu dices…. ¿Ah no?

En fin, o frases del tipo: trabajar en paralelo, llevamos años escuchando estas expresiones y de la mano de diferentes persoanas.

Qué piensan que es exactamente trabajar en paralelo? Trabajar en 5 proyectos a la vez? O sea pretenden que nos clonemos? O que hagmos doble de horas? NO funciona así, las organizaciones tratan con procesos y con personas, no lo olvidemos.
O encuentros maratoniano que no son ni encuentros, son espacios de clausura durante horas… Sin descansos, como el último anuncio del jarabe revitalizante verde (eso re -VITAL-izante, pq nos quedamos sin vida si seguimos con esos ritmos por largo periodo de tiempo al día)

… Y que cuando alguien sale al baño hasta le miran mal pq parece que se pierda algo. ¡Va hombre va!

O esos speeches que se marcan a veces los “superiores” que son monólogos “sinsentido” de lavado de cerebro… ¿Sabéis qué os digo, no?

Que en casos particulares se llega al tope y se acaba en depresión por no saber decir basta a tiempo! Que con esos delirios de grandeza que se gastan parecen los nuevos faraones con sus jefes…

Un tipo: has visto cómo trabajan para mi? !Oh mira lo que hemos conseguido…

Y finalmente nos damos cuenta que las corporaciones sólo se fijan en los objetivos y no se paran a observar los calvarios de los procesos por los que se pasa para conseguirlo. Inhumanos, sacrificados y finalmente inconscientes o peor si cabe, con pocas ganas de saber cómo se consigue ni a qué precio, mientras se consigue…

Bueno y ¿qué hacemos?…

Lo mejor es torearles, intentar que no se interpongan en nuestro camino y si no nos queda más remedio que tratar de vez en cuando con ellos, que sea en nuestro terreno o en terreno neutro, que haya más gente y no que sean solo de un ambiente, hay que hacer que conecten con la realidad, con los límites, con las necesidades del otro..

¡Pero lo mejor es que no nos tropecemos con ellos, así que en cuanto los veamos, aire!

Anti-conciliación

Ayer leí la noticia en que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) presenta un informe sobre las políticas de familia y analiza a España y otros Estados. Las principales conclusiones que sacan de este estudio son las siguientes:

España sigue a la cola de Europa en ayudas sociales a la familia y que gasta por debajo de la media en un promedio de los 30 países más desarrollados del mundo.
– Sí superamos la media en relación a la oferta que tienen para el cuidado “formal” de los niños menores de 6 años
– Una vez acabado el horario escolar, hay una insuficiencia de la oferta y que eso representa un lastre para la conciliación entre la vida profesional y familiar
– Que, a causa de esto, una cuarta parte de los abuelos españoles se hace cargo diariamente de sus nietos
– La inversión en guarderías es más efectiva que los cheques regalo a la hora de motivar la tasa de fecundidad
– Si el hombre se ocupara un poco más de las tareas domésticas, la mujer podría dedicar más horas a trabajar

En definitiva, que España tiene unas políticas para conciliar el trabajo con la familia que no son efectivas.

Agradezco que organismos como la OCDE pongan de manifiesto que existe una situación de desigualdad para la mujer y que realmente la vida laboral y la personal no están equilibradas, ni existen recursos suficientes para poderlo combinar equilibradamente. Aun así, me ha sorprendido negativamente que la solución que nos proponen es buscarle a los niños más extraescolares! Nos comparan con los países nórdicos, por ejemplo, y dicen que allí están mucho mejor ¿creéis que es porque tienen más variedad de extraescolares? por supuesto que no, es porque las mamás no trabajan hasta las 8 de la noche! Hacen un horario más reducido, no tienen dos horas para comer y terminan a las 5 o las 6, con esto, ellas mismas podrían ir a buscar a sus hijos al colegio. Además, las bajas por maternidad acostumbran a ser más largas y no tienen que dejar a sus hijos con otras personas cuando ni siquiera saben desplazarse.

¡La vida laboral es la que no se ajusta a la vida personal, y no al revés! La cuestión es adaptar los horarios de trabajo y conseguir que la familia pueda estar junta durante el día, que puedan dedicar tiempo a sus hijos con luz solar, que a los niños les atiendan sus padres y no una monitora pagada por horas…

¿Pregúntale a una madre que tiene que volver a trabajar antes de que su bebé haya cumplido los 4 meses si quiere más guarderías? ¿Pregúntale a un padre si ha tenido suficiente con dos semanas de baja paternal? ¿Pregúntale a una mujer que no ve a sus hijos desde las 8 de la mañana si prefiere ir a recoger a su hijo a las 5 o a las 8 de la noche?

¿Será verdad lo que dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos? Un poquito de por favor…

Manipulación con adulación

No es la primera vez que pienso esto, de hecho lo pienso demasiado seguido y empiezo a sentirme resistente ante esta situación pero no deja de molestarme, y en ocasiones me gusta que se note mi desacuerdo.

La adulación, podríamos decir que son alabanzas excesivas e interesadas para conseguir el favor de una persona, así lo definen, de forma cotidiana loentendemos cuando vemos que alguien nos está haciendo la coba, nos está adorando o directamente nos pelotea. Pero piensa mal y acertarás. Efectivamente  lo único que quieren de ti cuando sientes que te están peloteando es uque hagas algo para ellos, que les beneficie, o lo que es peor, incluso a veces a costa de que te perjudique.

Pero mucho peor cuando además los aduladores profesionales y a eso me refiero, a los que lo utilizan dentro de su estrategia profesional ven algún rasquicio de inseguridad en el otro que la adulación parece que vaya a compensar, la frase mental sería “a este, con lo que le gusta que le peloteen, me voy a cebar, vas a ver tú si no hace lo que yo quiero”.

Ésta es una triste forma de hacer que el otro además se sienta listísim/o por ayudar, y como bien indica la máxima de ingeniería social “no hay cosa que el humano tenga más inherente que el querer sentirse bueno y ayudar al prójimo”, y más en nuestra cultura.

Como ya comenté en algún otro post, la manipulación puede ser muy sutil, y puede venirnos de la mano de una persona muy seductora, que tras la carita de manso/a o super mega guay haya la auténtica perversión de la seducción y ante esto como siempre sí se puede hacer algo aunque más bien poco, lo mejor es huir y hacer oidos sordos… pero y cuando tienes que vivirlo de cerca… o esa persona está en tu círculo más cercano… entonces propongo el humor. no siempre te puede salir bien pero voy a contar algunas de las ocasiones en las que sí me ha funcionado-

Recuerdo una vez una persona de la competencia que me llamó para que comentáramos como estaba el mercado, cuando quedamos a tomar el café, tras una breve conversación lanzó el misil: ¿Oye y como lo estáis haciendo vosotros? Con mi mejor sonrisa le solté: No me estarás pidiendo que te explique nuestra estrategia verdad? 🙂 Entonces le cambió la cara y dijo, no no… aquí sí me funcionó el humor pero en ocasiones he tenido que utilizar la contundencia.

Una vez un jefe, y esto es verídico me dijo: Mire Srta. no tenemos presupuesto para ir con un stand a esta feria, pero sí nos gustaría ir. He pensado que se podría poner una buena falda e ir entre los stands a lo Mata Hari (aclaro para los que no sepan de quien hablo: “Margaretha Geertruida Zelle (LeeuwardenPaíses Bajos7 de agosto de 1876 – 15 de octubre de 1917) más conocida como Mata Hari,1 fue una famosa bailarina de striptease, condenada a muerte por espionaje y ejecutada durante la I Guerra Mundial (19141918).” se dice que utilizaba sus encantos para el espionaje.

Aquí no me estuve con tonterías y le contesté: ¡Espero que esta proposición que me ha hecho sea por su TOTAL desconocimiento de quién era realmente  Mata Hari porque si no es así tendrá un problema. Obviamente dijo, bueno… quiero decir que … bueno no pasa nada…

Pero hombre es que es el colmo el nivel de des-ubicación de ciertas personas, sea o no intencionado, que en la mayor parte de las veces es MUY intencionado, y de forma absolutamente consciente, conociendo el poder que tienen y cómo algunas personas dirían Sí Bua Hana…

Lo que más me preocupa es que cuando buscas en Google manipulación los resultados que te arrojan son “trucos para manipular”, el arte de la manipulación, y a ver… centrémonos no me gustaría pensar que en muchas escuelas de negocio nos enseñan tras el paraguas de técnicas de negociación… técnicas de manipulación, pero lo peor es que sí. Así que sin duda habrá que estar preparado para estas situaciones, porque a veces vienen en forma de lo que podría parecer “refuerzo positivo”… no hace falta que se entre en el juego pero sí es necesario conocerlo, identificar cuándo están manipulando y lo que es mejor… podemos frenar en seco ciertas situaciones.

Empecemos por tomar conciencia de ello para ello una recomendación bibliográfica muy interesante y didáctica:

La Manipulación de Nuria Mata

Para acabar nos quedaremos con esta gran frase: “los aduladores se parecen a los amigos, como los lobos a los perros”, George Chapman.

6 meses como mínimo

Ante todo, que conste que no soy fumadora y que detesto profundamente el tabaco. Aun así, me gustaría hacer una simple analogía:

Fumar esta prohibido cada vez en más lugares. Existe un acoso social y legal constante hacia las personas que fuman. No pueden fumar en casi ningún local, los paquetes de tabaco llevan frases lapidarias e incluso fotografías impactantes para conseguir disuadirlos y que no fumen, se han eliminado las campañas publicitarias del tabaco y se han sustituido por campañas anti-tabaco, la señal de prohibido fumar está cada día más presente en el paisaje urbano… Aun así, los fabricantes pueden seguir vendiéndolo y no se ha ilegalizado. ¡Menuda contradicción! ¿Cómo puede existir un acoso tan grande hacia los fumadores si fumar no es ilegal? ¿No es irónico? o peor… ¿No es hipócrita e injusto?

Es la misma situación que vivimos las madres de hoy en día.Y os diré por qué:
Dar el pecho a nuestros bebés es fundamental. Existen recomendaciones en este sentido a todos los niveles: médico, social, político, nacional e internacional… DEBEMOS DAR LECHE MATERNA a nuestros hijos DE MANERA EXCLUSIVA hasta los 6 MESES DE VIDA, después seguirá siendo el alimento principal hasta el año y se prolongará lo que la madre y el hijo quieran. Lo recomienda la OMS, la Asociación Nacional de Pediatria, todos los libros y cualquier médico o pediatra que consultemos. ¡Vamos a hacer números! 6 meses son unas 26 semanas… y en España tenemos 16 míseras semanas de baja maternal (¡eso si no la compartimos con la pareja!). Así que si se supone que la pobre criatura debe comer exclusivamente leche materna y la madre NO ESTÁ porque debe volver al trabajo… ¿qué pasa con las lactancias exclusivas de 6 meses?

Baja maternal de 6 mesesSí se puede dar el pecho de manera exlusiva porque existen los sacaleches, la hora de lactancia y la santa paciencia de las madres. ¡No es que no se pueda! Se puede. Lo han demostrado muchísimas madres. Aun así, no es nada sencillo y muchas acaban dejando la lactancia o introduciendo alimentos a los bebés desde muy pequeños para poder vivir la separación de un modo más llevadero. Total, parches y más parches porque las madres y los hijos no tienen el suficiente apoyo legal para vivir la maternidad EXCLUSIVA que les pertoca. Y no sólo se trata de comida, también el amor, atención, calor y simple presencia de la madre es fundamental para el desarrollo de los hijos ¿cómo sustituimos algo tan indispensable?

Nos lanzamos a la calle para apoyar a nuestro equpo de de fútbol… ¿seremos capaces de sumar voces en pro de lo que realmente nos atañe? Hablamos de nuestros hijos…

Sin más, os dejo con la iniciativa argentina que ha inspirado este post. ¡Un saludo!

Una recomendación literaria

Ayer por la noche, por fin, terminé este libro que me ha durado mucho tiempo entre sábanas y viajes en autobús (ahora no tengo tanto tiempo para leer como antes). Debo decir que las buenas críticas me empujaron a leerlo. Y la verdad es que ha sido un placer. Como bien dice su autora, es una novela que engloba muchos géneros: amor, drama, suspense, historia. Con una protagonista mujer, con mucha fuerza y muy fuerte. “Una novela de superación personal, una novela colonial, una novela de amor, una novela de conspiraciones históricas y políticas, y una novela de espías. Una novela de ritmo imparable cargada de encuentros y desencuentros, de identidades encubiertas y quiebros inesperados; de ternura, traiciones y ángeles caídos”. Una historia con corazón, muy bien escrita y que deja un buen sabor de boca, a pesar de la dureza de su trasfondo y de las cosas que en ella pasan. Lo recomiendo, e incluso creo que deberían adaptarla al cine. ¿Quién podría dar vida a Sira Quiroga?

Sinopsis:

La joven modista Sira Quiroga abandona el Madrid convulso de los meses previos al alzamiento arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Con él se instala en Tánger, una ciudad exótica y vibrante donde todo puede suceder. Incluso la traición.
 
Sola, desubicada y cargada de deudas ajenas, Sira se traslada accidentalmente a Tetuán, capital del Protectorado Español en Marruecos. Espoleada por la necesidad de salir a flote, con argucias inconfesables y gracias a la ayuda de nuevas amistades de reputación un tanto dudosa, forjará una nueva identidad y logrará poner en marcha un selecto taller de costura en el que atenderá a clientas de orígenes lejanos y presentes insospechados.
A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y los ecos de la guerra europea resonando en la distancia, el destino de Sira queda ligado al de un puñado de carismáticos personajes –Rosalinda Fox, Juan Luis Beigbeder, Alan Hillgarth– que la empujarán hacia un inesperado compromiso en el que las artes de su oficio ocultarán algo mucho más arriesgado.

Guardería o Escuela Infantil

Esta semana toca mirar guarderías para mi pequeño. Sí, pensaba que esto nunca ocurriría pero ahora sí que no puedo esperar más. He conseguido tenerlo en casa mucho más de lo que creía (de momento, un añito) y ahora ya necesito tener unas horitas más para trabajar. Si pudiera trabajar con él, os aseguro que me lo llevaba al trabajo, pero pobre crío, no tengo espacio para él allí, ni puedo prestarle demasiada atención.

Total, ¡a mirar guarderías!

He llamado a unas cuantas y ¡la mayoría ya han cerrado el curso que empieza en septiembre! Yo les he preguntado si son conscientes de que todavía estamos en marzo… pero bueno, se ve que esto es en lo único que somos previsores en España.

Y solamente he visitado 2. Una era una guardería y la otra una escuela infantil. ¿No es lo mismo? Pues no. En una “te guardan los niños” y en la otra parece que tu hijo se relaciona con las cuidadoras y los otros niños, juegan juntos, hacen manualidades, etc.

Fue muy triste ver la primera, fui a la “hora del patio” y no se oía un alma! Las cuidadoras “vigilaban” a los niños comiéndose su bocadillo, mientras los niños jugaban solos en el patio. En la segunda vi como los niños abrazaban a las chicas, las saludaban, jugaban con ellas…
En la primera me hablaron de psicomotricidad, de psicólogo, de piscina…; En la segunda hablamos de nuestro hijo. En la primera, me hablaron de pautas y costumbres; en la segunda, de aprendizaje por imitación.

¿Qué queremos los padres para nuestros hijos? No es que no quiera psicomotricidad, psicología, educación… por supuesto que quiero todo eso y más; pero para un niño tan pequeño lo primordial es la atención, el cariño, la relación, ya que es lo que le hará fuerte y seguro, es lo que le hará tener autoestima, educación, control de su cuerpo, control de sus necesidades y aceptación de su propia persona.

Tengo claro que donde mejor está es en casa, con los suyos. Si esto no es posible, creo que hay que mirar la opción que más se le acerque, dónde el niño pueda sentirse lo mejor posible.

Cada día es nuestro día

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer (trabajadora o no). Está reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. Es fiesta nacional en algunos países. La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. La celebración recoge una lucha ya emprendida en la antigua Grecia y reflejada por Aristófanes en su obra Lisístrata, que cuenta como Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra, y que se vio reflejada en la Revolución francesa: las mujeres parisinas, que pedían libertad, igualdad y fraternidad, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino, pero no fue sino hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar, desde diferentes organizaciones internacionales de izquierda, la celebración de una jornada de lucha específica para la mujer y sus derechos.

Y después de un poco de historia, que nunca viene mal, a nuestra realidad: el día de la mujer empieza cada día que nos levantamos temprano para trabajar en lo que nos gusta o persiguiendo la oportunidad para trabajar en eso algún día; cuando dormimos con un ojo abierto para vigilar que nuestro hijo duerma bien; cada vez que nos sentimos alegres, tristes o raras por algo que nos ha pasado; el día de nuestro cumpleaños que nos recuerda que nos quedan muchos días para seguir sintiéndonos orgullosas o que nos hace recordar que ya llevamos unos cuantos siendo auténticas.

El día de la mujer empieza en el momento en que nacemos, que nuestros padres nos dan la vida y la oportunidad de luchar por nosotras, por lo que vamos a ser, por lo que querremos conseguir; cuando somos niñas, adolescentes y adultas; empieza el día que lloramos por nuestro primer amor, el día que reímos con nuestro marido, el día que nos enfadamos con nosotras mismas por sentirnos culpables de nuestro divorcio. El día de la mujer empieza cuando damos a luz, cuando cuidamos de nuestros padres porque se hacen mayores, cuando nuestros hermanos sufren y nuestras mejores amigas tienen mal de amores o de muelas; cuando nos pasamos el día en vela porque algo nos oprime el corazón, cuando pasamos horas escuchando las preocupaciones de los que queremos sin pestañear ni esperar nada a cambio.

El Día Internacional de la Mujer es cada día, es nuestro día y con él, nuestro poder para cambiar el mundo, para cambiar nuestro mundo, para apoyar esas iniciativas y sentimientos que nos hacen auténticas. Porque las mujeres somos auténticas y, sobretodo, únicas. Y así seguirá siendo siempre.

Ahora y cada día de cada año de cada siglo, FELIZ DÍA DE LA MUJER, trabajadora o no. El mundo es nuestro. Nuestro mundo es nuestro. ¡A por él!

MSM

Estar entre amigas es SALUD

Conferencia en Standford:

La última disertación iba sobre la conexión mente-cuerpo -la relación entre el estrés y el malestar físico.

El orador (jefe de psiquiatría en Stanford) dijo, entre otras cosas, que una de las mejores cosas que un hombre puede hacer por su salud es casarse con una mujer, mientras que una mujer, una de las mejores cosas que puede hacer por su salud es cultivar su relación con sus amigas. Al principio, todo el mundo se rió, pero hablaba en serio.

Las mujeres conectan entre ellas de manera diferente y se proporcionan sistemas de apoyo que las ayudan a lidiar con el estrés y las experiencias difíciles de la vida. Físicamente, esta cualidad “tiempo para las amigas” nos ayuda a fabricar más serotonina -un neurotransmisor que ayuda a combatir la depresión y puede producir una sensación general de bienestar. Las mujeres comparten sus sentimientos, mientras que los hombres a menudo se relacionan en torno a actividades. Ellos raramente se sientan con un amigo a hablar de cómo se sienten acerca de cualquier cosa, o cómo va su vida personal. ¿Trabajo? Sí. ¿Deportes? Sí. ¿Coches? Sí. ¿Pesca, caza, golf? Sí. Pero ¿sus sentimientos? Muy pocas veces.

Las mujeres lo hacen todo el tiempo. Nosotras compartimos desde nuestra alma con nuestras hermanas y, evidentemente, es muy bueno para nuestra salud. El orador dijo que dedicar tiempo con una amiga es tan importante para nuestra salud general como el jogging o ir al gimnasio.

Hay una tendencia a pensar que cuando estamos “haciendo ejercicio” estamos haciendo algo bueno para nuestro cuerpo, pero que cuando estamos hablando con nuestras amigas, estamos perdiendo el tiempo y deberíamos estar ocupadas de forma más productiva. No es cierto. De hecho, dijo que el no crear y mantener relaciones personales de calidad, con otros seres humanos, ¡es tan nocivo para nuestra salud física como fumar! Por lo tanto, cada vez que nos sentamos a charlar con nuestra amiga, date unos golpecitos en la espalda y felicítate por estar haciendo algo útil para tu salud. De hecho, somos muy muy afortunadas. Así queeeeee… brindemos por la amistad con nuestras amigas. Evidentemente, es muy bueno para nuestra salud.

Cuando me amé de verdad

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin

http://www.youtube.com/watch?v=sdLoSiofhR0&feature=related

A %d blogueros les gusta esto: