Enfermedades psicosomáticas

Atención, os dejamos un Breve resumen de algunas enfermedades psicosomáticas, es una interpretación psicológica y como tal debe estar en cada caso revisada previamente por un doctor y tratada, no debemos autodiagnosticarnos ni automedicarnos pero conocer el posible motivo de nuestras dolencias nos puede ayudar a mejorar nuestro estado.

En otro post hablaremos de la psiconeuroinmunología

Observando lo que nuestro fisico manifiesta y buscando dentro de nosotros mismos sabremos por qué tenemos tal o cual dolencia, pues el fisico es el ultimo cuerpo donde se manifiesta el problema que siempre se origina en el cuerpo emocional , mental o espiritual.

Miremos, observemos, identifiquemos y sabremos que esta pasando dentro de nosotros y desde luego como sanarnos.
La verdadera sanación es aquella que es de adentro para afuera, por eso ahora las terapias alternativas trabajan de esa manera,no mas sintomas…sino orígenes, alli se sana en la raíz, aun por profunda que sea ,,,busquemos,,,miremos…identifiquemos…no tengamos miedo a saber que nos sucede, si?que esto nos sirva para la sanación de cada uno…

Con Amor y Luz………….

Cada problema físico que tenemos es debido a un modelo mental y o emocional que nos hemos creado. En esta lista aparecen varias enfermedades y sus causas probables.

*Parte de la información está sacada del libro de Louise Hay “Usted puede sanar su vida”

Acne: Desaprobación y no aceptación de si mismo.
Acidez: Miedo paralizante.
Adicciones: Huida de uno mismo. Miedo. No sabe amarse.
Alergias: Negación del propio poder.
Alzheimer: Deseo de abandonar el planeta. Incapacidad de enfrentar la vida.
Amigdalitis: Miedo. Emociones reprimidas. Creatividad sofocada.
Amnesia: Miedo. Huida de la vida, incapacidad de autodefenderse.
Ampollas: Resistencia, falta de protección emocional.Anemia: Carencia de alegría. Miedo. Crée no ser suficientemente bueno.
Angina: Creencia intensa que no se es capaz de hacerse valer ni de pedir.
Anorexia: Negación de vida. Rechazo y odio de uno mismo. Mucho miedo.
Apendicitis: Miedo a la vida. Bloqueo del fluír.Apetito exceso: Miedo. Necesidad de protección. Juzgar las emociones
Apetito defecto: Miedo. Protección de si mismo. Falta de confianza en la vida.
Arrugas: Pensamientos depresivos. Resentimiento con la vida.
Arteriosclerosis: Resistencia, tensión, rigidez mental. Negativa a ver lo bueno.
Articulaciones: Cambios en la orientación de la vida.
Artritis: Sensación de no ser amado. Críticas a si mismo y a los demás, resentimientos.
Artritis dedos: Deseo de castigar. Culpa. Se siente víctima
Asfixia: Miedo: Atascado en la infancia. Desconfianza en la vida.
Asma: Sensación de no tener derecho a respirar por su cuenta. Llanto suprimido. Creencia de que no es valioso y que se lo merece.
Asma en bebes: Miedo a la vida. No quiere estar aquí.
Boca, llagas: Palabras retenidas. Culpa
Boca: Opiniones rígidas. Incapacidad de aceptar nuevas ideas.
Bronquitis: Dificultades en la familia. Discusiones, gritos
Cabeza, dolor: Autocrítica, que se invalida uno mismo. Miedo.
Cadera: Miedo de tomar decisiones importantes. Miedo hacia donde avanzar
Calambres: Tensión, miedo, aferrarse, sujetar.
Cálculo biliar: Amargura, pensamientos crueles, condenación, orgullo.
Calvicie: Miedo, tensión, intento de controlarlo todo.
Canas: Estrés, tensión nerviosa, esfuerzo excesivo.
Cáncer: Herida profunda. Resentimiento. Autocrítica. No se quiere. Sensación de que la vida decepciona una y otra vez, que no va a cambiar.
Cándidas: Sentimiento de estar muy dispersa. Frustación y cólera. Desconfianza.
Cataratas: Incapaz de ver el futuro con alegría. Futuro sombrío.
Celulitis: Atascado en sufrimientos de la niñez. Miedo a escoger su dirección.
Cerebro, tumor: Obstinación. Negativa a cambiar antiguos modelos mentales.
Ciática: Miedo del dinero y del futuro. Hipocresía.
Colesterol: Obstrucción de los canales de júbilo. Miedo de aceptar la alegría.
Cólicos: Irritación mental, Impaciencia.
Colitis: Padres demasiado exigentes. Miedo a la opresión y a la derrota. Gran necesidad de afecto.
Conjuntivitis: Enojo y frustación con lo que uno ve en la vida.
Corazón: Representa el centro del amor y la seguridad
Corazón problemas: Problemas emocionales antiguos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. tensión, estrés.
Corazón, ataque: Sacar toda la alegría y el júbilo de su corazón ya sea por algún problema dinero, posición, etc..
Cuello: Representa la flexibilidad. capacidad de ver lo que hay detrás.
Cuello, problemas: Negativa a ver otros aspectos. Terquedad. Inflexibilidad.
Cuello, rigidez: Obstinación, Inflexible.
Desmayos: Miedo que no se puede enfrentar. Pérdida de conciencia.
Diabetes: Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni resto de dulzura.
Diarrea: Miedo, rechazo, huída.
Dientes, problemas: Indecisión antigua. Incapacidad de descomponer las ideas para analizarlas y decidir.
Dolor continuo: Nostalgia de amor y de ser abrazado.
Dolores muchos: Culpa, la culpa siempre busca castigo.
Edema: No querer desprenderse de algo o alguien.
Encías sangran: Falta de alegría en la decisiones que se toman.
Enfermedades crónicas: Negativa a cambiar. Miedo al futuro. Inseguridad.
Enuresis: Miedo a uno de los progenitores, especialmente al padre.
Epilepsia: Sentimiento de persecución y de enfrentamientos intensos. Rechazo de la vida. Violencia autoimpuesta.
Erupciones: Irritación por demoras. Manera de llamar la atención.
Escalofríos: Contracción mental, alejado y retraído. Deseo de que le dejen en paz.
Espalda: Representa el apoyo de la vida-
Espalda – parte alta: Falta de apoyo emocional. sensación de no ser querido. Retención de amor.
Espalda – parte media: Culpa, atascado en el pasado, se ve como una carga.
Espalda – parte baja: Miedo a quedarse sin dinero
Espinillas: Alguien que se siente sucio y no querido.
Esterilidad: Miedo y resistencia ante el proceso de la vida
Estómago: Contiene el alimento. digiere las ideas.
Estomago problemas: Miedo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.
Estreñimiento: Negación a renunciar a viejas ideas. Atasco en el pasado.
Fatiga: Resistencia, aburrimiento, falta de amor a lo que se hace.
Fibroides y quistes: Alguien que cultiva resentimientos hacia su pareja.
Flebitis: Cólera y frustración. Culpa a otros por la falta de alegría y limitaciones en su vida.
Fluídos, retener: Miedo a perder algo.
Garganta: Canal de expresión y creatividad.
-Nudo en la Garganta: Miedo. Falta de confianza en la vida.
Problemas de Graganta: Incapacidad de hacerse valer. Que se traga su cólera. Negativa a cambiar.
Gases: Ideas sin digerir.
Gastritis: Incertidumbre prolongada. Sentimiento fatalista.
Genitales: Representan lo masculino y lo femenino.
problemas Genitales: de Preocupación por no servir.
Gordura: Deseo de protección. Hipersensibilidad.
Goteo nasal: Llanto interior. Victima.
Gripe: Reacción a creencias negativas en masa. Miedo. Fé en la estadística.
Hemorroides: Miedo a plazos establecidos. Cólera con el pasado. Miedo a aflojarse.
Hepatitis: Resistencia al cambio. Miedo, cólera, odio.
Hernia: Ruptura de relaciones. Tensión, carga.
Hernia discal: Sensación de no recibir ningún apoyo de la vida. Indecisión.
Herpes: Necesidad de castigo. Verguenza pública. Rechazo de los genitales.
Higado: Asiento de la cólera y de las emociones antiguas.
-Problemas de Higado: Se autoengaña y se siente mal.
Hipertiroidismo: Intenta complacer a los demás y nunca a el mismo.
Hombros: Lleva las cargas de la vida.
Impotencia: Presión sexual. Tensión, culpa. Rencor a una pareja anterior. Miedo a la madre.
Indigestión: Miedo visceral, terror, angustia.
Infección: Irritación, cólera, fastidio.
Infección urinaria: Se siente irritado, que culpa a los demás.
Inflamación: Miedo. Que se sale de sus casillas.
Insomnio: Miedo. Falta de confianza en el proceso de la vida. Culpa.
Laringitis: Se siente tan furioso que no puede hablar. Miedo a hacerse valer.
Leucemia: Convención de que todo es inutil.
Linfaticos, problemas: Hay que volver a centrarse en lo esencial: amor y júbilo.
Mal aliento: Ideas de cólera y venganza. Experiencias que respaldan.
Mandíbula: Cólera, resentimiento, deseo de venganza.
Manos : Sostienen y manejan. Aferran y aflojan. Formas de enfrentar experiencias.
Mareo (viaje): Miedo, sobre todo a la muerte falta de control.
Meningitis: Gran discordia familiar. Torbellino interior. Falta de apoyo.
Menstruales: Rechazo de la feminidad. Culpa, miedo.
Migrañas: Disgusto por dejarse llevar. Resistencia al fluir de la vida.
Miopia: Miedo al futuro. Desconfianza de lo que vendrá.
Muñeca: Representa el movimiento y la soltura.
Nariz: Representa el reconocimiento de uno mismo.
Nausea: Miedo. Rechazo a una idea o experiencia.
Nervios: Representan la información. Son receptores informativos.
Nerviosa crisis: Bloqueo de los canales de comunicación.
Neumonia: Desesperación. Cansado de la vida. Heridas emocionales no quiere curar.
Nódulos: Resentimiento y frustración.
Oídos, dolor: Que no quiere oír. Discusiones de los padres. Demasiado alboroto.
Ojos: Representan ver claramente pasado, presente y futuro.
Pancreas: Representa la dulzura de la vida.
Parálisis: Temor, terror. Huida.
Parkinson: Miedo intenso. Deseo de controlarlo todo y a todos.
Pechos: Representan la maternidad y la ternura.
Pechos-bultos, quistes: Sobreprotección, exageración de la actitud maternal.
Piel: Protege nuestra individualidad. Organo sensorial.
– problemas de piel: Angustia, miedo. Se siente amenazado.
Piernas: Nos llevan adelante en la vida.
Pituitaria: Representa el centro de control.
Polio: Celos paralizantes, deseo de detener a alguien.
Presión sangre: Alta: Problema emocional antiguo no resuelto.
Presión sangre: Baja: Falta de amor en la infancia. Derrotismo. Cree que nada sirve.
Próstata: Miedos mentales, renuncia, presión y culpa. Siente estar envejeciendo.
Psoriasis: Miedo de ser herido. Negación a aceptar los sentimientos propios.
Pulmón: Representa la capacidad de inspirar la vida.
Quemaduras: Cólera, alguien que arde de furia.
Quistes: No olvida los recuerdos dolorosos. Se pasa la película una y otra vez.
Raquitismo: Desnutrición emocional. Falta de amor y seguridad.
Resfriado: Confusión y desorden mental.
Respiración, mal: Miedo o negativa a aceptar plenamente la vida. Se cree sin derecho a existir.
Reumatismo: Se siente víctima. Amargura crónica. Falta de amor. Resentimiento.Rigidez: Pensamiento rígido.
Riñon, mal: Críticas, decepción, fracaso. Verguenza. Reacciona como un niño.
Rodilla, mal: Orgullo y obstinación. Incapacidad a inclinarse. Miedo, inflexibilidad
Ronquidos: Negativa obstinada a abandonar viejos modelos mentales.
Sandre: Representa la alegría que fluye por el cuerpo.
Senilidad: Regreso a la infancia. Exigencia de cuidado y atención. Escapismo.
SIDA: Negación de si mismo. Culpa sexual. Fuerte creencia de no servir.
Sindrome premenstrual: Deja reinar la confusión y se deja a las influencias externas. Rechazo de los procesos femeninos.
Sordera: Rechazo, aislamiento, obstinación.
Tartamudez: Inseguridad. Falta de autoexpresión, no se permite llorar.
Tiroides: Humillación. Siente que nunca puede hacer lo que quiere.
Tobillo: Representa la movilidad y dirección.
Torceduras: Cólera y resistencia. No querer moverse en cierta dirección.
Trombosis coronaria: Sentimiento de soledad y miedo. De no servir, creer que nunca lo logrará.
Tuberculosis : Alguien carcomido por egoísmo, posesivo, venganza. sentimientos crueles.
Tumores: Nutre viejas heridas y genera remordimiento.
Ulcera: Miedo: Creencia de no servir.
Urticaria: Pequeños miedos ocultos. Granos de arena que se convierten en montañas.
Uñas, morder: Frustración, se come a si mismo. Resentimiento con uno de los padres.
Vaginitis: Enfado con la pareja. Culpa sexual. Castigo a si misma.
Vegetaciones: Discusiones familiares. niño que se siente un estorbo.
Vejiga, mal: Angustia, aferrarse a viejas ideas. Miedo de aflojarse. Se siente irritado.
Venas varicosas: Está en una situación que le disgusta. Desánimo. Sensación de exceso de responsabilidad y de trabajo.
Verrugas: Pequeñas expresiones de odio. Convicción de fealdad.
Vértigo: Fuga de pensamientos, dispersión. Negativa a mirar.

Anuncios

Escrito por in familia, psicología, psiconeuroinmunologia, salud

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Permalink 8 comentarios

Vamos a la cama

Son las 8 y media de la tarde y mi bebé de 9 meses empieza a rascarse la oreja y los ojos. Mi marido me mira con complicidad porque sabemos que son gestos inequívocos de que nuestro hijo tiene sueño. Yo me pongo cómoda (pijama) y el papá prepara la cama (la nuestra) y ya estamos listos para llevar a nuestro bebé a dormir.

Me encierro en nuestra habitación con el bebé en brazos y enganchado al pecho. Empiezo a cantarle todo el repertorio Disney que me viene a la cabeza y camino de arriba para abajo haciendo un leve balanceo. Mi bebé coloca su manita en mi barbilla y juega con ella.

Sigo con mi repertorio, a veces repito la misma canción sin parar, intento bajar la voz, respirar más lento y relajarme yo misma. Poco a poco mi hijo reacciona a mis técnicas de relajación y veo como empieza a cerrar sus ojitos, parece como si fuera una película de dibujos animados.

Por fin, cierra los ojos, deja caer los brazos y sigue mamando más paulatinamente. Ya hemos superado la primera fase, hoy con bastante facilidad. Muchas veces me quedo embobada mirándolo, tenía razón la abuela de mi marido cuando decía que dormidos los quieres el doble. Incluso parece que no pese 10 kilos.

Llega el momento de dejarlo encima de nuestra cama. Con una maniobra bien estudiada lo dejo tumbado en la cama sin que abra los ojos y, lo más importante, sin que se suelte del pecho. Yo me tumbo a su lado y dejo que mame todo lo que quiera mientras se duerme profundamente.

Es tan agradable que a veces me quedo dormida, otras veces entro en facebook o juego desde mi móvil. Es un momento para mi, nada ni nadie puede arrebatarme esos minutos de paz.

Una vez considero que se ha dormido del todo, intento salir de la cama del modo más silencioso posible (siempre me acuerdo del post de somlallet sobre levitar). Después lo rodeo de cojines para que no se caiga de nuestra cama y voy a disfrutar de una tranquila cena con mi marido o lo que me apetezca hacer esa noche.

Es posible que se despierte varias veces entre que lo dejo durmiendo y me voy a la cama. Cuando lo oigo llorar, voy lo más rápido posible, le dejo tomar teta hasta que se queda dormido y vuelvo a salir.

Finalmente, nos vamos a dormir los papás con el bebé. Nos quedamos fritos en pocos minutos después de llegar a la cama. El bebé mama a su antojo durante toda la noche y nos levantamos relativamente descansados al día siguiente.

Me siento muy afortunada y espero poder revivir este ritual muchas noches.

Evidentemente, también tenemos días malos, días en los que estoy agotada y quiero que se duerma más rápido, días en los que no se encuentra bien, días que.. te gustaría que pasaran rápido. Pero no por culpa de los días malos debemos olvidarnos de los buenos, que son la mayoría.

21 veces recomendable

energia_y_feminidad_restaurant_21_platsAprovecho este espacio para presentaros un restaurante magnífico situado en el barrio de Gràcia de Barcelona: VINT-I-UN PLATS.

Se trata de un pequeño restaurante de nueva apertura de la mano del magnífico cocinero David Vanaclocha, que es un auténtico AS de la cocina y nos lo demuestra con cada uno de los 21 platos de su carta.

Os dejo con una buena crítica del blog Cocina Para Pichones -que no tiene desperdicio- y su página web para más información.

¡Buen provecho!

Escuchando con el corazón

Cuando acabamos de parir estamos en uno de los momentos más sensibles de toda nuestra vida. Más o menos todo el mundo entiende los cambios físicos y objetivos que sufrimos después de un parto, pero pocos aceptan que también sea un reto emocional, que necesitemos más comprensión, respeto y ayuda que de costumbre.

¡Y hasta parece que las depresiones post-parto se las haya buscado una por ser demasiado sensible! Por esta razón, muchas mujeres pasan por verdaderos infiernos, sintiéndose solas y culpables por estar tristes cuando deberían estar alegres.

Las mujeres necesitamos ayuda después de un parto. Siempre la hemos necesitado. Antes la sociedad funcionaba de otro modo, vivíamos cerca de familiares o incluso en la misma casa, la mujer raramente estaba sola y afrontaba esta situación con más apoyo. En cambio, ahora la mujer está mucho más sola y esto provoca decepciones e incluso rechazo a la maternidad.

Hasta la fecha he visto varias iniciativas que pueden ayudar a las mujeres que, por su situación, se sientan solas a la hora de afrontar su maternidad:

Grupos de madres / grupos de apoyo a la lactancia
Son grupos de mujeres (algunos de pago y otros no) que ayudan a otras mujeres a llevar mejor la maternidad, compartir experiencias, miedos y dudas, y sentir que no se está sola ante esta nueva situación. Más información

Doulas
Las doulas son mujeres que pueden acompañarte durante todo el proceso de la maternidad. Son madres que quieren ayudar a otras madres y que se forman en diversos ámbitos desde psicología, lactancia, partos, post-parto, etc. Más información

Escuchando con el corazón
Es una iniciativa que consiste en voluntarias (doulas, psicólogas, etc.) que atienden llamadas desde su casa de madres que lo necesiten. Es una gran iniciativa que puede llegar a ayudar a muchas personas. Más información

En esos momentos de soledad, cada ayuda cuenta. No tengáis miedo a pedirla o a ofrecerla.

Ratitos para la nueva mamá

Ser madre es maravilloso, te da la oportunidad de vivir cosas espectaculares y te hace sentir la persona más afortunada del mundo. Y, al mismo tiempo, ser madre es durísimo, te pasas el día sufriendo por tu hijo, alargando tu paciencia hasta el infinito y contando las horas de sueño con los dedos de una mano.

Como en todo lo relacionado con la maternidad, la gente se atreve a opinar sobre cómo te organizas el día o si dedicas suficientes horas a tu ocio personal, sobre todo gente que no tiene hijos! Bueno, ni es cierto que pierdas tu tiempo de ocio del todo, ni tampoco es cierto que debas hacer lo mismo que antes ahora que tienes a tu bebé en casa. Poco a poco encontrarás tu propio equilibrio y te organizarás, y sabrás pedir ayuda a tu alrededor para tener tu propio espacio, que no tiene por qué estar lejos de tu hijo.

Es una nueva etapa, con unas nuevas reglas, que debemos poner nosotros mismas para que sean las correctas, es decir, que sean satisfactorias para ti y para tu bebé. La paciencia que tenemos para nuestro hijo, también debemos tenerla para nosotras. Debemos darnos tiempo, tanto como necesitemos, para reencontrarnos como madres, conocer nuestros tempos, saber qué necesitamos exactamente… poco a poco, todo acaba saliendo.

La pareja cuenta, y mucho, para darnos facilidades, opciones y apoyo en nuestras decisiones para encontrar el equilibrio que necesitamos, seguramente no va a ser fácil así que deberá ser muy, muy paciente. No necesitamos que nos presionen, sino al contrario, que nos protejan, nos atiendan, nos escuchen sin atisbo de crítica, que nos defiendan, que nos quieran. Somos los seres que más aman sobre la tierra y necesitamos un punto de apoyo desde donde darlo todo.

Métodos que dan miedo

Bebé llorandoCada vez me da más miedo la palabra método para la crianza de los hijos porque, según mi opinión, parte de 3 premisas básicas:

a.       Hay algo en tus hijos que no va bien o podría no ir bien: un comportamiento erróneo, por ejemplo.

b.      Hay que seguir un procedimiento previamente pactado para evitarlo o redimirlo, es decir, un método de adiestramiento.

c.       Los niños no se merecen el mismo respeto que los adultos, son seres humanos de segunda clase.

En este sentido, me gustaría comentar 3 métodos:

1)      Método Estivill

Muy a mi pesar, este método es bastamente conocido en España. Se sabe que Estivill copió a dos conocidos doctores (Spock-1920 y Ferber-1985) y redactó un método casi idéntico al suyo, basado en rutinas y horarios estrictos para ayudar al niño a dormir.

Es un método de adiestramiento basado en que el niño tiene un problema para dormir y que se debe solucionar imponiendo unas rutinas y actitudes para que el niño no se salga con la suya y pueda conciliar el sueño.

Os diría muchas cosas desagradables sobre este método, pero simplemente transcribo un breve apartado del libro “La crianza feliz” de Rosa Jové, psicóloga infantil e investigadora sobre los problemas del sueño:

Cuando dejamos a un bebé llorando solo en su habitación, pasa miedo. Los estudios realizados midiendo el cortisol de estos niños así lo demuestran. A partir de ese momento se ponen en marcha los sistemas más antiguos de respuesta a la alarma: el sistema HHA (hipotálamo-hipofisario-adrenal), el sistema adrenérgico y las catecolaminas. Esto se denomina “estar activado”.[…] Los niños que lloran y no son atendidos prontamente pueden llorar desesperadamente hasta que la amígdala se colapsa. Como la naturaleza es sabia y sabe que el cuerpo no resistiría mucho tiempo una situación como ésta, suele compensarlo con la secreción de opiáceos, endorfinas y serotonina, que provocan una bajada de todo este sistema de alarma en el sujeto. […] Por lo tanto, si tenemos en cuenta que para su hijo ya era la hora de dormir, que encima se ha pasado un tiempo llorando (con el consiguiente cansancio) y que acaba de recibir una inyección brutal de opiáceos, endorfinas, serotonina, etc., lo normal es que caiga rendido y se duerma. Eso es la esencia de los métodos para dormir. Pero no se engañe, no ha aprendido a dormir; tan sólo está “autodrogado”.

Podéis ver vídeos sobre el método en Internet, está lleno, os paso uno de ellos: http://www.youtube.com/watch?v=i6_t100Nj2Y&feature=related

2)      Método King

Para mí, el método King se basa en utilizar el método Estivill durante todo el día, no solo durante la noche. Con lo que se basa en no atender a tu hijo jamás. Alimentarlo, asearlo y poco más, para que puedas seguir haciendo tu vida como si el niño no existiera.

Es una aberración y desagraciadamente existe, trata a los niños como si no fueran personas, lo podéis ver vosotros mismos:

Por suerte, este método de adiestramiento ya ha sido denunciado por varios organismos y está menos normalizado que el Método Estivill.

3)      Método Amy Chua

Amy Chua es una mujer de origen chino que reside en Estados Unidos y que afirma que a los niños se les debe imponer las cosas desde muy pequeños, sin dejarle hacer lo que ellos quieren, ni siquiera decidir qué hacer con su tiempo libre o sus aficiones.

 

Todos estos métodos coinciden en que el niño no está haciendo lo que debería o que seguramente no lo hará. ¡Por supuesto! Un niño no DEBE dormir 8 horas como los adultos, ni DEBE comer lo mismo, ni DEBE controlar sus esfínteres, su carácter, sus habilidades sociales… los niños son niños y, poco a poco, a su ritmo, se adaptarán a su entorno con más o menos facilidad.

Si les respetamos, si les dejamos su espacio, si les escuchamos… quizás nos sorprenda ver su gran capacidad de aprendizaje, flexibilidad y adaptación. Y que muchas veces somos los padres los que tenemos que aprender de ellos.

No olvidemos que los niños también son personas y que, por lo tanto, se merecen el mismo respeto que nosotros. No porque sean más indefensos tenemos derecho a tratarlos como animales que hay que domesticar. Enséñale valores, no métodos, demuéstrale que le quieres y que le tratas como te gustaría que te trataran a ti.

El embarazo, cuídate e infórmate

Desde el día que sabemos que estamos embarazadas hasta que llega nuestro bebé, tenemos una larga espera que puede parecer interminable. Una vez tuve a mi bebé no pude evitar pensar que debería haberme preparado más a todos los niveles, pero sobre todo a nivel psicológico.

Preparar el cuerpo

Preparar el cuerpoLos que me conocen saben que estoy en contra de la obsesión por no engordar (tanto en el embarazo como en cualquier momento de la vida). Es curioso como después nos pasamos los primeros años del bebé obsesionadas para que engorde. Aun así, considero que el embarazo es una muy buena excusa para cuidarse: tomar más fruta y verdura de lo habitual, y disminuir las galletas, chocolates, cruasanes y todo lo que suene así de apetitoso.

En mi caso, los primeros meses no engordé nada y, de golpe, engordé 8 quilos. Mi ginecóloga me pidió el máximo cuidado con la dieta y que, entre otras cosas, eliminara la fruta porque, según ella, engordaba mucho. Textualmente me dijo “no me importa que comas bien, solamente que comas poco”. ¡Madre mía! A mí me pareció una barbaridad, así que me fui rápidamente a ver a mi endocrino de confianza, que prescribe los mejores alimentos para la formación del bebé y la salud de la madre. Mi nueva dieta, rica en verdura y fruta, no me engordó más de lo necesario a partir de ese momento.

Ojalá hubiera ido a visitar a mi endocrino desde el principio, además te adapta la dieta según la etapa del embarazo en el que te encuentres.

Por otro lado, vale la pena hacer algo de ejercicio. Recomiendo andar cada día un poco y hacer una sesión medianamente intensa una vez a la semana. Nuestro cuerpo sufre muchísimos cambios internos y externos durante todo el proceso del embarazo y vale la pena fortalecerlo para que todo sea un poco más fácil.

Preparar el parto

Las clases pre parto no son suficientes, y mucho menos si las clases las haces en el misma clínica dónde piensas parir. Mi ginecóloga me comentó en una ocasión “yo prefiero que no te informes demasiado para que no te hagas falsas expectativas sobre el parto”, por suerte, sí me informé.

Yo hice las clases pre parto con una comadrona especializada en partos naturales en casa y es muy recomendable. Además de contarnos todo lo que podíamos esperar del parto en sí, nos advirtió sobre los “protoculos” de los hospitales públicos y privados. Algunas cosas básicas a tener en cuenta:

–          Tipos de parto: vuestro parto no tiene por qué ser como la comadrona o ginecóloga ha previsto. Al contrario, debe ser el máximo de parecido a lo que vosotros hayáis pensado. Informaros sobre todas vuestras opciones y redactad un plan de parto para dejarlo por escrito.

–          Libertad de movimiento: pedid que os dejen moveros a vuestro antojo durante el parto, que os podáis colocar en la postura que mejor os vaya a cada una, que os dejen disminuir la luz de la habitación dónde os encontráis, que podáis comer y beber según necesitéis para coger energía , etc.

–          No dejéis que os infantilicen: el parto es vuestro, sois más que capaces de parir, lo han sido todos los millones de mujeres que ha habido antes de nosotras y lo serán nuestras sucesoras. No hace falta que os pongan edemas (supositorio para eliminar las heces) ni episiotomía (corte en la vagina para que quepa el bebé), entre otros. Un apunte sobre la episiotomía: la OMS establece que un 10-15% de las parturientas pueden precisar una episiotomía, en España se realizan en un 85% de los partos. Es decir, que se hace por sistema.

–          Que no os separen: si miráis quenooseparen.org podréis encontrar las mil razones de por qué no deben separar a un bebé de su madre en ningún momento desde que nace. No es necesario y es contraproducente.

–          Da el pecho: no te lo pienses, amamanta a tu bebé. Los beneficios son infinitos a todos los niveles y las ayudas son más de las que parece en un primer momento. Acude a un grupo de lactancia. Son madres que ayudan a otras madres sin ánimo de lucro, porque saben que los profesionales de la salud no están siempre bien informados. Es importante que sepas que dar de mamar no duele, ni causa grietas, ni te estropea el pecho… al contrario, es placentero y evita muchas enfermedades, entre ellas, el cáncer de mama.

Preparar la mente

Preparar la menteMuchas mujeres se preparan el cuerpo y el parto, pero se olvidan de la mente. Llega el bebé y nos damos cuenta de lo vulnerables que somos, nuestro bebé llora a todas horas, nuestro cuerpo no nos responde como pensábamos, nuestra pareja no es el atento galán que habíamos pensado, nuestra madre o suegra no nos ofrecen la ayuda que habíamos previsto…  Para prepararnos recomiendo dos cosas que pueden hacerse a la vez: sesiones de psicología y muchos libros. Algunos títulos que a mí me han ayudado: cualquier libro del pediatra Carlos González o Laura Gutman, Amar sin miedo a malcriar de Yolanda González Vara, Nuestros hijos y nosotros de Meredith F. Small, El bebé es un mamífero de Michel Odent, Crianza Feliz o Dormir sin lágrimas de Rosa Jové, etc. También podéis acudir a páginas web como www.crianzanatural.com o www.elpartoesnuestro.es o revistas como El Mundo de Tu Bebé o Vivir en Familia.

Pero la mejor manera de hacer una buena inmersión en el tema es acercarnos a otras madres que lo hayan sido recientemente, si no tenéis ejemplos cercanos de embarazos, partos o crianza, no dudéis en visitar grupos de madres, grupos de lactancia, foros online relacionados, etc. La gente que ha pasado por todo esto está deseando contarlo a otras madres para que puedan aprender de su experiencia y seguro que seréis más que bienvenidas.

Madres a nuestra manera

No sabría decir si es en la maternidad cuando recibimos más críticas o cuando somos más vulnerables a ellas. Lo que es evidente es que delante de una situación así, llegan muchos comentarios a favor y en contra de lo que hacemos con nuestros hijos. Todas estas advertencias no vienen solamente de personas de confianza, vienen de cualquier persona que pasa por la calle. Porque todo el mundo se cree con derecho a opinar sobre tu vida y saber qué piensas hacer con ella, y más si se trata de tus hijos.

Siempre dentro de unos límites razonables (los derechos humanos, para entendernos) cada cuál debería poder elegir y llevar a cabo el tipo de crianza que desea para sus pequeños. Cuando dejemos de criticarnos tanto los unos a los otros, cuando dejemos que cada uno haga lo que buenamente pueda y quiera, estaremos en un mundo mejor.

El objetivo principal de mis aportaciones a energíayfeminidad son cuestionar todo lo que nos viene por sentado una vez queremos ser madres. Quiero decir que cualquiera de los temas que pueda tratar en este blog son desde la experiencia vivida y no desde un punto de vista profesional.

Los ordenes del amor, Bert Hellinger

Esta mañana os queremos recomendar un buen libro sobre las relacione spersonales, familiares y el orden que reina entre ellas, una vez, un médico de Barcelona de terapia reganerativa, psiconeuroinmunólogo me dijo qué tal la relación con tus padres? Tras mi respuesta me dijo, tus padres pueden serte infiel, un hijo no puede serlo con ellos. La capacidad de perdón propia, el hecho de perdonarse, de entender porqué hacemos cosas, porqué nos arrepentimos, entender que solo importa el futuro, uanque si somos libres para escoger también debemos ser fuertes para asumir las consecuencias.
No culparse ni esperar castigo ajeno ni propio al final implica poder perdonar de forma más sencilla a los demás, intentar entender porqué lo han hecho, de dónde viene…

Estas líneas son mera introducción de un libro muy interesante de Bert Hellinger; Los Ordenes del Amor, es un psicoterapeuta alemán nacido el 16 de diciembre de 1925 en Leimen, Baden, está relacionado con un método terapéutico conocido como Constelaciones familiares y Terapias sistémicas. En los últimos años, su trabajo ha evolucionado más allá de éste ámbito a lo que él ahora llama Movimientos del espíritu-alma.

Hoy os dejamos este libro como regalo en este 29 de diciembre, un día muy especial para nosotros…

Órdenes_del_amor_-_Bert_Hellinger[1]

A %d blogueros les gusta esto: